lunes, 6 de septiembre de 2010

"SUEÑOS ROTOS...SUEÑOS NUEVOS"

Hoy me he encontrado en el blog "Espejo y agua", no sólo una hermosa pintura (que ya es fondo de pantalla de mi ordenador, porque antes ponía fotos de National Geograpic, pero los colores de Lara las han sustituido), también encontré una frase que me ha hecho pensar y que he tomado prestada para escribir este post (sé que no me verás como una intrusa, Lara, jeje)

La frase en cuestión: "Sueños rotos... sueños nuevos"
Irremediablemente me ha llevado hasta algunas ideas que a muchos nos vienen a la cabeza cuando algo que tenemos en mente se trunca: "se acabó", "para esto no sirvo", "¿para qué me habré metido en esto?" "ya nunca más me volverá a pasar"....y una larga lista de etcéteras, de pensamientos similares dirigidos al autocastigo, a la búsqueda de un culpable del "fracaso" (como si eso sirviera de algo), a veces, incluso, como forma de desahogo, porque parece que si verbalizamos toda esa negatividad que llevamos a cuestas, la ansiedad desaparece.
Me atrevería a decir que la ansiedad desaparece "momentáneamente", porque el hecho de estar siempre verbalizando lo negativo, es que esto actúa como retroalimentación de lo que pensamos, es decir, que podemos acabar echando más leña al fuego, y al final terminaremos siendo una sombra oscura y tenebrosa con un altavoz como los que se usan en los pueblos para vender pescado, anunciando tragedias a nuestro paso, y por tanto, atrayéndolas y "auto-amargándonos" cada vez más.

En cambio, y volviendo a la frase: "sueños rotos, sueños nevos", ésta parece abrir una ventana por la que entre aire fresco, pues lleva implícita "la sustitución" de algo que ya no sirve, por algo distinto que igualmente nos pueda valer. Al menos acaba con esa tendencia rutinaria a la fustigación por no haber conseguido lo que pretendíamos.

Es como la regla del "OSO" de Jorge Bucay, que dice: "Si quiere algo...

- O bténgalo. Si no es posible:
- S ustitúyalo. Si esto tampoco puede ser, entonces:
O lvídelo!
                        De lo contrario, estará comportándose como un idiota"

Igual, Jorge Bucay se pasa un poco, pero quien le conoce mínimamente sabe que es un guasón. El ejemplo es más que gráfico. Yo añadiría que tampoco hay que alarmarse por comportarse como un idiota cierto tiempo, si al fin y al cabo era necesario y nos sirve para aprender algo.

Lo que sí me gustaría resaltar es que por mucho que nos parezca tropezar con la misma piedra una y otra vez, hagamos que este hecho no nos vuelva necios, porque la necedad está en creer en que siempre estaremos evocados al mismo resultado, y que por tanto, no merece la pena volverse a arriesgar.
Siempre hay oportunidades si estamos dispuestas a verlas, aunque sean con una forma distinta a la que esperábamos.

Sustituir un sueño roto por uno nuevo no es un autoengaño. Yo lo llamo: seguir adelante.

19 comentarios:

  1. sueños rotos.. un buen tema de que hablar! eso de OSO lo he flipado nunca lo habia escuchado, pero es verdad que así he hecho. aunque solo cambio el camino no la meta!
    siempre se ha dicho que cuando se cierra una puerta, se abre otra, y pienso que es verdad. lo que no hay que hacer es como las hormigas. cuando no puedes seguir el camino, no pares, busca otro lado por donde segir..

    me ha gustado mucho este post! ^^
    gracias!

    besos!!

    ResponderEliminar
  2. Supongo q no es sustituir, tambien pensemos q cada uno hace lo q puede, tal vez vayamos por un sueño mas posible y este nos permita llegar al otro, besitos

    ResponderEliminar
  3. Nuestra capacidad de regeneración espiritual a veces se atrofia o se obsesa en remolinos que pueden engullir esa misma capacidad de regeneración.
    Siempre hay que tener en cuenta que nuestra fuerza de soñar es superior a cualquier sueño.
    Magnífica invitación a soltar nuestro fluir interior y natural cuando encuentra obstáculos que pueden ser mera ficción.
    Mi abrazo Nakrama!!!

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja Eres una crack.

    Gracias por lo de OSO, que no conocía, porque me va a venir de perlas.

    Besos desde el sur. Hablamos.

    Neo

    ResponderEliminar
  5. Oye, que ahora que miro, la fecha está bien pero la hora no. Pone 08:25 y yo habré metido el comentario a las 17:25 o algo así. Y que yo sepa no es hora canaria, ¿no? ;)

    Besos. Neo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Nakrama, cuanto tiempo sin verte por mi blog, ¿has estado de vacaciones?, ya veo que continuas en la misma línea en tus entradas, de psicología pura y dura.
    Por esta vez te voy a dar la razón en lo que dices en ella, si que podemos tropeza tres veces con la misma piedra, esto nos servirá de experiencia para no volverlo a hacer; lo de sustituir los sueños rotos por los nuevos, efectivamente es una buena idea; esa regla del OSO la había leído antes, y es muy buena; pero no sé si te has dado cuenta que ahora no comento en Avatar, estoy un poco cansada de estas entradas siempre iguales, parece que no sabemos comportarnos con nosotros mismos, creo que la vida nos ayuda a comportarnos y cuando llegamos a adultos sabemos lo que hacemos.
    No creas que el amor traspasa a los corazones que son duros y de hielo, los hay a prueba de bomba, yo he conocido algunos y solo se quieren a sí mismos.
    Un beso muy fuerte de esta amiga que te quiere, guapisima, hasta pronto

    ResponderEliminar
  7. No conocía lo de la regla del OSO pero ten por seguro que voy a incorporarla a mi vida porque los sueños hay que perseguirlos e intentar conseguirlos, que no..........otros.

    Besos...........Leo

    ResponderEliminar
  8. Por supuesto que sí mi niña...Sigamos adelante pues.
    La vida hay que encararla con mucha filosofía ya que las expectativas no siempre se cumplen, sea cual sea el motivo, puesto que influyen muchos factores externos que pueden alterar el rumbo escogido y no merece la pena obcecarnos en algo que no depende de nosotros. Debemos marcarnos metas, atrevernos por otros caminos, saltar obstáculos...en definitiva, dejarnos fluir con el transcurso de los acontecimientos e ir adaptándonos, que no acomodándonos ni mucho menos conformándonos a los mismos.

    Esta vida es un sueño y es por ello que seguiré soñando, pero...con los ojos bien abiertos. No quiero perderme ni un sólo momento.

    Besos, mi niña.

    ResponderEliminar
  9. Hola, Nakrama, gracías por visitarme de nuevo, veo que has comprendido perfectamente el sentir de mi poesía.
    Dices que si no lo ha comprendido que pase a leerme, creo que no es necesario, como dices, yo digo las cosas muy claras, ya sea en plan romántico o en plan de bronca, lo hago tanto en mi blog como en la vida real, soy franca y sincera, brusca y agresiva, dulce y romántica, en una palabra géminis, ¿que más quieres que te diga?, encierro dos personas en una, y creo que eso es cierto, al menos en mi caso.
    Ya me conoces, me has leído y creo que has entendido como soy, em has calado tanto en mis comentarios como en mis entradas, por eso nos entendemos tan bien.
    Te deseo un feliz fin de semanda, un beso muy grande de esta amiga, guapisima.

    ResponderEliminar
  10. Intentémoslo de nuevo, no sé qué ocurre, por sexta vez, no es posible mi comentario,. Decía que entre las múltiples reflexiones, muy interesantes los últimos párrafos: seguir adelante, seguir, adelante...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Oso... que parece convertirse en SOS, porque al final si que es verdad, que acabamos haciendo el idiota.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Lo importante es que no se deje nunca de soñar. Más tarde o más temprano. Aunque para ello haya que empezar de nuevo.

    ResponderEliminar
  13. Hola, guapisima, veo que estás un poco floja, no has cambiado tu entrada en un montón de días.
    Como ves, como siempre, empiezo poniéndote falta, como no tienes ninguna entrada para discutir contigo, te riño por no tenerla, es que si no no me quedo tranquila.
    Pues sí, lo mejor en la vida es decir "hola y adios", así se vive mejor y no se la complica uno.
    Dices que mi poesía es real como la vida misma, tal real como que hay muchos corazones hechos polvo por los muchos golfos que hay por ahí, destrozándolos, porque hay muchas mujeres confiadas que se fian de todo lo que les dicen.
    Creo que ese no es tu caso, tú eres una mujer hecha y derecha y tienes confianza en tí misma, como yo, a nosotros no nos destrozan nada, ¿verdad?.
    Te dejocon un beso muy fuerte, preciosa.

    ResponderEliminar
  14. uyyyyyyyyyyyyy ya pasé por el blog y ví la maravillosa imágen. Leo la entrada y es maravillosa!

    Sustituir un sueño roto por uno nuevo no es un autoengaño. Yo lo llamo: seguir adelante. Eso es una gran verdad!

    ResponderEliminar
  15. Hola chic2@s!!! Cómo me alegra ver esta cantidad de comentarios. De verdad que hacéis mi vida más dulce.

    Roberto: muchas gracias a ti por tu visita. Mi casa es tu casa, así que bienvenido siempre.

    Patri (escuchando palabras): Veo que la idea de "sustuir" no te convence mucho, jeje...Hay muchas formas de perseguir un sueño, a veces hasta rendirse es una forma de luchar.

    Dilman: sabias palabras en tu comentario. Gracias. Abrazo recibido y te mando otro de vuelta.

    A Demófila: Ayyyyyy, mi géminis peleona, guerrera incansable!!! ¿Qué voy a hacer contigo? Si es que me riñes por todo! jejeje A ver, por partes:
    mis entradas de "psicología pura y dura" jajaja. Sólo escribo lo que me viene a la cabeza. A veces son poemas, como los de los últimos post, y a veces me salen estas reflexiones que vienen de cosas acerca de las que leo. Pero este no es un blog de psicología como el de Avatar. Ellos sí son profesionales, y para eso están, para tratar de esos temas, porque aunque, como tú bien dices, somos adultos y la vida nos va enseñando, no siempre estamos igual de fuertes psíquicamente para afrontar lo que nos depara la vida, y para eso están los profesionales, no tanto para enseñarnos como para recordarnos lo que ya sabemos, pero que por alguna razón hemos dejado de utilizar.

    Y de floja nada!! Hace días que no renuevo pero en parte es porque sólo escribo cuando tengo necesidad de decir/compartir algo, y la inspiración no llama todos los días a mi puerta!!! jajajaja Y así os doy tiempo a todos de pasar por aquí y que me dejéis vuestros gratificantes comentarios. Gracias, linda. Ni qué decir que me encantan tus visitas, aunque me pongas a caldo! jajajajaja

    Lara: me siento afortunada por eso que dices. Gracias por compartir ese interno, bello y rico mundo tuyo.

    Leonorcita: perseguir los sueños, pero que estos no nos persigan a nosotros. Un abrazo enorme.

    Loose: Esa es la esencia de mi entrada. Completas a la perfección lo que quería transmitir. El fino equilibrio entre luchar por lo que uno quiere, pero saber no obsesionarse con lo que no depende de nosotros.Eso es. Gracias, mi niña, por tu sensibilidad y tus palabras.

    Voy de anónimo: antes de nada; bienvenido al blog y muchas gracias por tu visita y comentario. Las puertas siempre abiertas, y más con esa bonita filosofía que compartimos: seguir adelante...

    Neo: jajaja, muy bueno lo de la hora canaria. Pues deben ser cosas de blogger. No tengo respuesta para ese misterio. Un abrazo enorme, enorme para ti!

    Ahora vienen mis poetas:

    Hiperion: SOS total, cuando se trata de cosas del "adentro" el ego se desploma y nos parece hacer el idiota, pero como yo siempre digo: "seamos fuertes en nuestra vulnerabilidad"

    Enrique:La capacidad de soñar es el alimento continuo del poeta, es nuestro motor para seguir adelante, así que comparto tu mensaje. Un abrazo enorme.

    Mi querida Gabrielle: muchísimas gracias por tus comentarios. No te preocupes por si te ausentas varios días, los que hagan falta, porque no todos los días podemos estar actualizados en lo que escriben los demás y a veces hasta nosotros mismos, para escribir nos tienen que dar ganas y tener tiempo! Así que no te preocupes, está más que reconocida nuestra conexión. Soy fiel de tu espacio, como sé que tú lo eres del mío. La participación de cada una de nosotras en el blog de la otra nace del verdadero interés, de esa amistad que se palpa a kilómetros de distancia pero que sabe estar a la vez tan cerca. Así que siempre estás aquí, trades los días que tardes en pasar.
    Un abrazo enorme, linda.

    ResponderEliminar
  16. Me parece que optar por lo nuevo después de un fracaso es un ejercicio de higiene mental y un acto de valentía. Optar por el autocastigo me parece que es enfermizo y termina por degradarlo a uno. Si algo no funciona hay que darse cuenta porqué no funciona y tratar de tomar los correctivos necesarios para seguir adelante pero, si después de eso, no pasa nada,entonces, nos toca reprogramarnos y mirar hacia el horizonte buscando seguir adelante y, en todo caso, romper con el inmovilismo al que se tiende después de los fracasos.
    Un fuerte abrazo y gracias por tus comentarios en mi blog.

    ResponderEliminar
  17. Hola, Nakrama, gracías por tus cariñosas palabras, me han llegado al corazón, es increible el consuelo que te pueden dar las palabras de los amigos blogueros a través del ordenador y a pesar de la distancia.
    Con todo mi cariño

    ResponderEliminar
  18. Gracias por vuestra visita. Como amigos, pienso yo que han pedirse las cosas grandes y dificultosas en momentos bajos, como estos que estoy: con el óbito de mi querido hermano, después de una larga enfermedad. Os iré comentando, pero sigo dándoos las gracias si os pasáis por mi última entrada dedicada a él. Podéis pasar, si tenéis ganas de leerlo en mi blog

    http://reflexionesdiadoco.blogspot.com/

    Un abrazo

    ResponderEliminar