sábado, 31 de diciembre de 2011

BALANCE 2011

El 2011 ha sido un buen año. De los mejores de mi vida. Y no porque haya sido especialmente divertido, novedoso o se deba a algún acontecimiento extraordinario... Ha sido, simplemente (nada más y nada menos), que un año de continuo crecimiento, de autoconocimiento, de experiencias que me han hecho plantearme a cada momento quién soy, lo que quiero y lo que es bueno o no para mí.
Suelo hacer balance por estas fechas porque para mí es esencial echar un pequeño vistazo hacia detrás para comprobar que no llevo "exceso de equipaje" en el nuevo camino que se va dibujando ante mis pasos.
Este año me siento especialmente agradecida a la vida por todas las sorpresas, los encuentros y desencuentros, las risas y las lágrimas...en definitiva, todo lo que me ha hecho sentir viva y porque cada noche, cuando me sobreviene ese pensamiento que me gusta tener presente de: "si te tuvieras que bajar ahora mismo de este tren que llaman vida...¿te marcharías tranquila?" Mi respuesta, cada noche sería un rotundo sí.

He aprendido y reaprendido cosas que considero importantes para llevar una vida plena, quizás de las que más resaltaría sería el haber aprendido a ser mi propia prioridad, a entender que hay una parte de mí que siempre quiere ayudar a los demás (mi profesión va encaminada a ello), pero por mucho que se quiera lo mejor para otras personas, cuando ese beneficio es a costa de mi propio bienestar, entonces es el momento de parar. No somos salvadores, pues el único héroe que llevamos dentro es aquél que lucha por nosotros mismos.
También he aprendido a respetar mi propio ritmo. A veces somos flexibles ante las exigencias de otros que tratan de apurar nuestro paso, pero eso sólo nos lleva a tropezar.
De las que he reaprendido...he conectado con el desencanto y no ha podido arrebatarme la esperanza de que las cosas puedan salir mejor en otra ocasión, he conectado con el dolor y comprobado que puedo mirarlo a la cara sin escapar de él, he tocado la ilusión y los peligros de ésta cuando no tiene una base sólida, descubiendo así que ésta es un valioso indicativo de que hay alguna carencia queriendo llamar mi atención. He tenido contacto este año más que nunca con ese momento presente que casi siempre se nos escapa por querer asegurarnos el futuro, ahora entiendo que soltar es la liberación de todo sufrimiento, entiendo que las expectativas pueden transformarse en nuestra propia trampa, entiendo que el miedo puede ser mi mejor amigo, pero que no soy yo.
Ahora entiendo la calma, empiezo a amar mi soledad a la que le construido un espacio dentro de mí, para al fin comprender que no hay soledad, sólo hay existencia.
Este año la compasión me ha salvado de muchos sinsabores y resentimientos. Entiendo que aquél que pelea aún está un paso atrás y si reacciono ante esto, yo también retrocedo.
He aprendido que el amor es la finalidad última de toda relación, y en el amor no cabe la exigencia, la posesión o las obligaciones.
He aprendido que las despedidas son necesarias.
En fin, hay una larga lista de cosas que hoy por hoy me hacen ser la que soy, y si he despedir este maravilloso año de lecciones, me quedo con una: la auténtica felicidad sobreviene cuando compruebo cada día que poco a poco me voy conviertiendo en la persona que quiero ser.

Agradezco a todas las personas que me rodean cada día y me enseñan, con sus experiencias, con su forma de ser, con su amor, con su amistad, con su sabiduría. A tod@s los que alguna vez compartistéis un momento de vuestras vidas conmigo, a los que léeis este blog, A TI: GRACIAS, FELIZ 2012 Y FELIZ VIDA!

lunes, 21 de noviembre de 2011

ENCUENTROS FORTUITOS

Como dos bolas de billar, que en un momento de la partida chocan y luego siguen sus trayectorias opuestas. Así son esos encuentros fortuitos que de tanto en tanto tienen lugar.¿Magia? ¿casualidad o "causalidad"? No parece muy lógico buscar un sentido, ya que la experiencia en sí misma es todo un misterio que regala un sin fin de respuestas que sólo sirven para ese momento, ese presente, esa vida en estado puro.

Como amante del "carpe diem" no puedo dejar de maravillarme ante este fenómeno que siempre ocurre en el momento justo, en la situación precisa, con la persona indicada... Y mientras, esas palabras improvisadas, esa noche fugaz o esa mañana recién nacida, ese beso robado o esa mirada pillada "in fraganti",  ese deseo contenido, esa confidencia al extraño más cercano o esa sonrisa nerviosa y compartida, esa complicidad mezclada con un café y amaneciendo, ese paseo que queda de paso...Y al final... de nuevo el mundo, de nuevo la vida trazada de antemano, pero esta vez con un sabor especial, con una sonrisa al recordar y ser consciente de lo real a pesar de lo onírico que pueda parecer el encuentro.

Quizás sólo sea cuestión de círculos, esos que mientras se crean ya se están cerrando, quizás para recordarnos que la vida continuamente se escapa en cada segundo, y sólo de nosotros depende hacerla especial en cada momento.

Encuentros fortuitos que duran más en la memoria que mientras se producen, y por eso mismo, aunque parezca una paradoja, pueden durar eternamente sin apego. Un recuerdo que significó toda la diferencia. Rindo homenaje a esos regalos de la existencia, a esos rostros con nombre y sabor a horas, porque ahora, en este momento en que bajo de la rutina y echo la vista atrás, una sonrisa se dibuja en mis labios y me siento afortunada por haber recibido tanto y de forma tan honesta, natural, espontánea.

Encuentros fortuitos que impulsan a abrazar la vida, a esas extrañas bienvenidas que me conectaron aún más con mi propia esencia.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

DECIR ADIÓS

Decir adiós es el acto más complejo. El más desierto de los actos necesarios. Así como cada bienvenida es un nacimiento, cada despedida es una muerte de lo nunca dicho, de los abrazos no dados, de las palabras en blanco suspendidas en un sentimiento agarrotado en la garganta.
Decir adiós es una película a cámara lenta sin contrato, no hay días concretos ni fechas de entrega, dura una eternidad en cada segundo, en cada recuerdo. Y nunca hay despedida sin algo de traición a uno mismo.
En la neblina del camino que siempre hay que seguir, siempre se distinguen rayos de luz, que de vez en cuando hacen resaltar alguna sombra que nos tienta a convertirnos en estatua de sal. ¿De qué depende la decisión final?
Sólo de esa palabra que dices con todo tu cuerpo, y que, por momentos, también pronuncia tu ser sin voz.
Decir adiós es el acto más complejo. Sentir el adiós es la canción más rota del alma.

sábado, 5 de noviembre de 2011

LA ALEGRÍA DE SER.

Un latido, una flor que cae abierta, extiendo alas en una noche que anuncia su despliegue de estrellas.
Destellos de luz, que no queman, que no ciegan. Soy yo, es mi voz, es mi fuerza dormida que me coge de la mano en gesto tierno de confianza. Sólo con levantar la cabeza descubro un mundo que me espera. Y la sonrisa se transforma en cambio, a la que sigue risa por dentro, a la que sigue carcajada por fuera. Se acalla el silencio de los "no puedo" para ser música de entusiasmo. Y no queda nada atrás. No hay espacio para sin sabores, ni decepciones ni viejas batallas  No hay pérdida. Nunca supo tanto saber que nada es en vano. Colores que bailan a mi alrededor y sabores hechos exclusivamente para mi paladar.
Dejarse llevar por la tormenta de la vida que siempre se abre paso. Magia es cada segundo si tenemos los ojos bien abiertos y un corazón que escucha.
No hay miedo. No hay posibilidad de fallar. No hay cansancio, ni después. Ahora, sólo estoy yo y esta sensación que es presente absoluto.
LA ALEGRÍA DE SER A MIS PIES.

jueves, 13 de octubre de 2011

"MI VIDA ERES TÚ"...buf!

"Mi vida eres tú" ... No concibo esta frase si no es frente al espejo. Y es que me cansa, a todas horas, en la tele, en las películas, en las canciones de moda, en la voz de personas cercanas... ¿Hasta cuándo vamos a seguir comprando y vendiendo esta idea germen de tantos sin sabores? Para muchos será la panacea del romanticismo, pero desde mi más humilde opinión, si alguien, a luz de las velas o bajo las estrellas te susurra al oído "mi vida eres tú", HUYE!!
No es que quiera matar la dulce ilusión de los enamorados, (y aquí ya me pongo seria), es que simplemente quien diga esto de forma convencida y orgullosa no se ha parado a pensar cuánto de sí mismo desconoce.

De verdad, no podemos permitirnos el lujo de ir viviendo a través de los otros, de la misma forma que tampoco nos podemos permitir que otro intente vivir su vida a través de la nuestra, porque la esclavitud es la misma. La dependencia emocional es siempre una calle de doble sentido.

No sólo pasa con la pareja, tenemos desde padres hiperprotectores, pasando por amigos absorbentes y hasta compañeros de trabajo que delegan siempre en ti... por una sencilla razón: porque uno mismo lo permite. A veces por pena, por temor a defraudar, por compromiso o sentimientos de deuda... y también porque podemos estar dependiendo de que dependan de nosotros.

¿De verdad podemos creer que nuestra propia vida está en manos de otr@? ¿Vamos a ser tan irresponsables como para descargar nuestras frustraciones y pensar que son los demás los que dirigen nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestro bienestar, futuro, felicidad...? ¿De verdad queremos pensar que son los demás los que nos invaden cuando somos nosotros los que no sabemos decir "NO"?

Puede que desde siempre el mensaje haya sido el mismo y que ya aceptemos casi sin cuestionar determinadas conductas, tanto propias como ajenas. Pero llega un momento en que hay que despertar, llega un momento en la vida en que se hace necesario descubrir lo que en el fondo ya sabemos, y es que TU VIDA ERES TÚ. Y no sirve el "no puedo", "el no sé cómo cambiar", "el ya es demasiado tarde" o las mil y una excusas que nos ponemos a diario simplemente porque queremos seguir dando de lado nuestra propia vida. Y no sirve de nada porque sencillamente así  nunca dejaremos de sufrir.

La queja no cura. Ser víctimas no hace sentir mejor a nadie. Depender de otr@ no es la solución. Que otr@s dependan de nosotros no ayuda a nadie. Quien se propone un cambio de verdad, por muy imposible que nuestra mente nos lo quiera presentar, busca los medios, no a alguien. Se puede decir más alto, pero no más claro.
Corre el tiempo, se nos llena el camino de lágrimas y sufrimiento innecesario. Entender la libertad, reclamándola para nosotros y proporcionándola a los demás es el camino. Si queremos ver esto, comprenderemos que se nos va la vida en ello. Y si te flaquean las fuerzas, busca un espejo y di "mi vida eres tú"

lunes, 19 de septiembre de 2011

ELLA QUERÍA...

Ella quería sonreír, quería no tener pereza de conocer a nadie ni de darse a conocer. Ella quería volver a confiar, dar cariño y recibirlo. Ella quería sentirse viva a través del amor, cruzar el puente de las inseguridades, evolucionar, conocerse a sí misma consigo misma y con el otro. Ella quería abrir las puertas, sacudir el polvo, ver el espejo en el otro pero no quedarse sólo en el reflejo. Quería contar, compartir, escuchar, ser tolerante, aprender...Quería querer, y no sólo querer, sino querer bien, sin apegos, sin expectativas, sin miradas ni sueños imposibles e infantiles, un querer del día a día, aceptando las pequeñas decepciones con la humildad de no saberse perfecto. Un querer al otro sin descuidar el quererse propio.
Ella quería tantas cosas...que tal vez descuidó las señales, tal vez oyó sólo la voz de lo que quería conseguir y olvidó que todo ese trabajo no puede hacerlo uno solo. Porque tal vez ella siempre soñaba. Soñaba que un mundo puede ser mejor si realmente te lo propones, soñaba con encontrar un amor sano compartido. Quizás ella soñaba con sus sueños. Quizás querer no sea suficiente, quizás el empeño no baste, quizás uno aprende y deja de querer, o quizás queriendo es como realmente se aprende. Quizás antes de conseguir lo bueno haya que aprender a distinguirlo y no querer transformar lo que encuentras en lo más valioso, porque simplemente puede que su naturaleza sea ser lo que es. Quizás sea más importante aprender esto que el propio hecho de conseguir lo que se desea.
Ella quería tener respuestas, aunque éstas fueran dolorosas, sabiendo que el sufrimiento siempre es una opción-elección. Ella quería hasta que dejó de querer y empezó a temer. Donde hay duda o miedo no hay verdad, ni respuestas. Ahora ella debe volver a preguntarse: "¿qué era lo que ella había querido?"

lunes, 1 de agosto de 2011

EL PELIGRO DE LA IDEALIZACIÓN

Casi diáfano era el sueño,
y qué peligro tiene el idealizar fantasmas de aire
en castillos de arena...

El peligro de la idealización. Parece un sueño infantil cuando recurrimos a la fantasía para rellenar los huecos de aquello que no conocemos, pero sin embargo, ya de adultos, seguimos recurriendo a esta singular forma de autoengaño, quizás, muchas veces, con demasiada frecuencia. ¿Por qué?
Una vez alguien me dijo que recurrimos a la ilusión para tener aquello que en la vida real no puede ser. Quizás sea una especie de "mecanismo de supervivencia", o de adaptación, o una especie de alarma interna que nos focaliza sobre aquellas carencias que no sabemos o nos queremos ver.


La cuestión es que se idealizan tantas cosas... personas, lugares, metas, circunstancias... y claro...con el "tiempo", ese implacable Dios de realidades oxidadas, llega el temido desencanto, unas veces en forma de rabia que no esconde más que frustración, otras veces llega en forma de melancolía incierta por descubrir que lo que construía nuestra mente simplemente era un árbol sin raíces, con mucha copa y poco sustento, y otras en cambio, de las formas más agradables, te sonríes a ti mismo y te dices con una misteriosa complicidad :"¿en qué estaría yo pensando?"

Es inevitable "ilusionarse" con algo o alguien alguna vez en la vida. Yo diría casi que es patognomónico del ser humano (en algunos va más allá de eso, puede ser hasta patológico) Pero lo que si podemos evitar es el espejismo perpetuo, evitar perder cierta visión objetiva de las cosas y sobre todo, cuando notemos que los pies se levantan del suelo, quizás no estaría de más preguntarnos de dónde viene esa necesidad de volar...

domingo, 24 de julio de 2011

¡OH, MI YO!

¡Oh, mi yo! ¡Oh, vida!, de sus preguntas que vuelven,

Del desfile interminable de los desleales, de las

ciudades llenas de necios,

De mí mismo, que me reprocho siempre (pues,

¿quién es más necio que yo, ni más desleal?),

De los ojos que en vano ansían la luz, de los objetos

despreciables, de la lucha siempre renovada,

De los malos resultados de todo, de las multitudes

afanosas y sórdidas que me rodean,

De los años vacíos e inútiles de los demás, yo

entrelazado con los demás,

La pregunta, ¡oh, mi yo!, la pregunta triste que

vuelve - ¿qué de bueno hay en medio de estas

cosas, oh, mi yo, oh, vida?

Respuesta:


Que estás aquí - que existen la vida y la identidad,


Que prosigue el poderoso drama, y que puedes


contribuir con un verso.


WALT WHITMAN

jueves, 2 de junio de 2011

TU LUGAR SEGURO EN EL MUNDO

Busca tu lugar seguro en el mundo. Puede ser fuera o puede ser dentro. Sólo está esperando a que le des la forma que tú necesites. Busca ese espacio que reconforte tu alma, que ponga un verdadero suelo bajo tus pies, donde puedas respirar, ser libre, ser tú.
Tráelo a tu mente cuando estés lejos. Entra en él incluso cuando estés a kilómetros de distancia de ti mismo. En ese momento es cuando más lo necesitas. Escoge tu propia sala de espera del mundo y acondiciónala con lo que te dicte el corazón. Crea el ambiente apropiado y desoye las voces que te impiden conseguir cualquier propósito. Eres fuerte. Cruza la puerta y ciérrala tras de ti.
Busca tu lugar seguro y no salgas hasta que haya amanecer en tu conciencia. Apaga las luces de neón y enciende velas, pequeñas llamas que den calor y claridad a tus pensamientos.
No compitas con el resto de locos. No entres en discusiones sin sentido. Usa tu inteligencia y, cuando al fin estés preparado para abrir los ojos, busca un espejo. Habrás encontrado tu lugar seguro en el mundo.

jueves, 26 de mayo de 2011

                      

viernes, 22 de abril de 2011

NO QUEDA NADA.... PARA EL 14 DE MAYO


Sábado 14 de mayo · 20:30 - 22:00


PARANINFO UNIVERSITARIO,LA LAGUNA



XVI MUESTRA DE ARTES ESCÉNICAS DE LA UNIVERSIDAD DE LA LAGUNA.

TEATROGAMIA PRESENTA SU NUEVA OBRA DE TEATRO "GOODBYE LOVE"



Guión y Dirección:

Natalia Kraus Amarillo



Subdirección:

África Ballester Fontes



Sipnosis:

El único y verdadero compromiso en el amor es la seguridad que nos otorga el saber amar y sabernos amados.
La esperanza, la magia y la ilusión son los puentes invisibles pero sólidos que nosconducen al amor.
El miedo a decir te quiero es un acto cobarde reflejo del miedo a la vida.

"Un viaje a tres formas distintas de entender el mundo de los sentimientos, tan comunes y a la vez tan insólitas, como lo son todas y cada una de las historias de amor"

miércoles, 6 de abril de 2011

DE NUEVO... ¡MANOS A LA OBRA!



Cartel de la Muestra de Artes Escénicas de La Universidad de La Laguna


CARTEL DE LA OBRA DE TEATROGAMIA



viernes, 25 de marzo de 2011

viernes, 11 de marzo de 2011

EL PODER DE LA DIFICULTAD

Siempre me han sorprendido aquellas personas que no se arrugan ante la adversidad. Son aquellos que yo llamo "supervivientes". Y es que el no "tenerlo fácil" en la vida es uno de los mayores pilares de fortaleza que puede tener el ser humano. No se trata de ir buscando el sufrimiento, ni mucho menos, pero sí que me he dado cuenta que muchas veces los que más se quejan son precisamente los que menos razones tienen para ello.

Cuando una persona ha tenido que enfrentarse a cuestiones verdaderamente difíciles empieza a ampliar su conciencia, a darse cuenta de lo que verdaderamente tiene importancia, a valorar lo que AHORA tiene y dejar de añorar lo que pasó o lo que teóricamente falta. Curiosamente no se verán nunca a esas personas sentadas frente al televisor ociosamente quejándose de lo vacías que están sus vidas.

El superviviente sabe que tiene que moverse, que el tiempo es oro y que no debe de esperar por nada ni por nadie porque entonces estaría a merced del "afuera", y por tanto, siempre será dependiente de que "las circunstancias sean favorables", sin saber que las circunstancias las creamos nosotros a cada momento.

La falta de motivación frente a las cosas, muchas veces (no siempre, tampoco me gusta generalizar) nace de la pura comodidad. Porque somos cómodos, sí, ante todo queremos seguridad, "no dar pasos en falsos" (¿Cuántas veces habré escuchado esta expresión?) Precisamente por no dar pasos en falso se pierden grandes oportunidades en la vida.
Cuando sentimos que arriesgamos y nos frena el miedo a perder es porque nos encontramos cara a cara con nuestra inseguridad. Ese es el momento de decidir si seguir adelante siendo fiel a nuestro ser y apostar por nosotros mismos o seguir en nuestro cerco de seguridad, sin perder, pero también sin ganar.

Las dificultades nos empujan, los retos nos ayudan a superarnos. Por ello dicen que cada crisis encierra siempre una gran oportunidad. No nos quedemos con lo fácil, no esperemos la suerte, los cambios, el amor...
No nos quedemos sentados esperando, tenemos la capacidad de crear la oportunidad de que todo esto se manifieste en nuestra vida. Enfrentemos los miedos, las caídas, los fracasos. Éstos nos harán más fuertes y nos irán acercando cada vez a algo mejor, a algo que merezcamos de verdad puesto que lo hemos peleado con todas sus consecuencias.

Y si hay algo que queríamos con todas nuestras fuerzas y se nos escapa: un trabajo, una amistad, un amor, lo que sea...cualquier cosa por la que arriesgamos y salió rana, entonces aprendamos a verlo como algo que no estaba para nosotros. Muchas veces es porque merecemos algo mejor. Otras, porque no estábamos preparados y el contratiempo nos sirve para mirar dentro y ver qué podemos mejorar para la próxima ocasión.
La cuestión es que todo sirve, si así somos capaces de verlo.

lunes, 21 de febrero de 2011

DONDE QUEDA EL NORTE

Castigo en la noche es el recuerdo de un beso sin labios
un rocío de fuego que enraiza en el alma
Pregúntame dónde queda el norte
y contestaré donde quiera que el viento lleve tu aroma

Arboleda en tu pecho de tiempo y descanso
mis dedos nacen a partir de las yemas de tus huellas
el sol nace a partir de las lunas de tus ojos
y me entierro en tu tacto

Llévame al olvido de mí misma
al momento de nacer o de morir
donde no existe memoria

lunes, 7 de febrero de 2011

CONSTRUCCIÓN

Puro desconcierto de la ola sin fin de la existencia.
Aún así, no hay madrugadas oscuras
aunque no queden estrellas.
Perdí la habilidad de levantar murallas
pero aún construyo velos de palabras.
Una maraña de mente llena de huesos
y pensamientos que bailan sin permiso.
Miénteme por un instante,
que yo ya no puedo engañarme a mí misma.
Véndeme el espejo sin pulir,
que yo me encargaré del resto,
aunque no sepa por dónde empezar.
Dulce melancolía que vuela en mis venas,
así como el humo que encierra mis pulmones,
pero que al menos no vende mi alma
a ese diablo loco de mi reflejo en el agua.
Escapo una y otra vez por las rendijas de la indiferencia,
que es la más sabia de las venganzas.
Pero es quizás a solas y a espaldas del resto del mundo
cuando al fin comprenda el verdadero valor de mi alma.

jueves, 3 de febrero de 2011

ACEPTO EL RETO

Me muevo en una dulce incertidumbre. Pero hoy no quiero saber, a diferencia de otras veces. Sólo quiero vivir. Pongo en duda si fueron reales todas las tempestades de amor anteriores ante el océano en calma que tengo ahora dentro de mí. A veces pienso: ¿siento miedo? ¿a qué? ¿No es acaso dejarme llevar lo que he hecho siempre? Quizás mi corazón sea para siempre jamás tibio y ya no vuelva a la revolución loca de las pasiones que ahogan. Ahora sólo me quedo en el recuerdo lo justo.
Sólo sé que acepto el reto que el Universo me lanza. Entro confiada en la partida de este juego casi sin saber de qué cartas dispongo. No me importa. Sabré llamar a la suerte. Sólo sé que no me quedaré esperando en el vacío. Necesito aprender y la vida me pone otro maestro delante. No puedo negarme.
No quiero perderme sin antes haber tenido, al menos por un instante, la sensación de haberme encontrado.
El tiempo dirá.

viernes, 28 de enero de 2011

SENSACIÓN

Suena ahora un hilo musical acompañando mis pasos...




jueves, 13 de enero de 2011

CERRADO POR ...¿VACACIONES?... ¡MIS GANAS!



Aprovecho este post para dirigirme a todos mis queridos bloguer@s para pedir disculpas por mi ausencia en vuestros espacios en las próximas semanas, pues los estudios van a acaparar todo mi tiempo hasta que finalice el período de examenes. Os echaré de menos, pero pronto estaré de vuelta.

Os agradezco vuestro calor y comentarios siempre llenos de cariño. Un abrazo desde el corazón para tod@s y deseadme suerte!!
MUAKSSSSS

domingo, 9 de enero de 2011

PROCESOS

Algo fuerte crece en mí, se curte, se priva, se distorsiona a veces. Una parte de mí muere a mis pies y no quiero rescatarla. Tal vez va haciendo hora de aprender a decir no a ciertas pasiones o deseos infantiles en pos da dar paso a una era más frondosa. Por eso vivo en esta medianía tan poco habitual en mí, para aprender del sosiego, de la ausencia de caídas en picado o ascensiones costosas. En la radicalidad de lo simple también hay naturaleza.

Quizás esté descubriendo una misión, mi cometido, y por ello ahora debo experimentar ese vacío del que tanto me he quejado en las últimas ediciones. Tal vez deba aprender que no pasa nada si no pasa nada, y así al mismo tiempo descubrir todas las cosas que pasan de una forma más silenciosa. Tal vez el crecimiento duela sólo si queremos aferrarnos a lo conocido, pero que en el fondo sabemos que ya no sirve.

Tal vez no se trate de esperar a que algo extraordinario suceda para sentir que estamos vivos, quizás ni siquiera tenga que ver con revivir ese pasado que siempre fue mejor. Seguramente alcanzar una mente callada, sosegada y en calma tenga que pasar primero por un camino de dudas y nostalgias, para después entrar en la sala del "darse cuenta".

Darnos cuenta de todo lo que pasa más allá de la superficie. Darse cuenta de los miedos sin bajar la mirada ante ellos, dar la mano a las limitaciones sin reproches para con uno mismo, no ponernos en guardia ante la mínima confrontación, aprender a coger lo que nos corresponde, ni más ni menos.

Entender nuestro propio ritmo sin comparaciones. Vivir la vida sin necesidad de atropellos y con una mirada limpia. Conocerse honestamente en la profunda soledad innata sin desesperarse. Hacernos fuertes sin perder la sensibilidad que nos conecta a todo. Dar la bienvenida a la creatividad cuando ésta se presenta y no perder la esperanza en su ausencia, sino comprender que forma parte del propio proceso creativo las idas y venidas de la inspiración, como los son las olas del mar en su incansable danza.

Se me ocurre ahora que ciertos tramos del camino sólo son la antesala de nuevas formas de nuestro ser siempre cambiante, y que en definitiva nos acercan más a la comprensión, la compasión, el entendimiento y el amor.

jueves, 6 de enero de 2011

domingo, 2 de enero de 2011

SIN QUERER

Me piden un beso y lo doy, y sonrío por dentro de lo vacío que me parece, porque recuerdo la última vez que di un beso con el alma en la garganta y el corazón en un puño. Ahora no hay emoción que me recorra antes de descubrir una piel.
Las comparaciones son odiosas, y el escepticismo me vuelve invierno. Ya no siento pena por el tiempo que me faltó. Acepté la oportunidad de crecer con lo intenso de lo breve, a sentir gratitud por tener la capacidad de hacer de una experiencia algo verdaderamente especial para mí. Pero pasa el tiempo y no soy capaz de hacer que algo pueda volver a parecerme especial.
No pretendo que las cosas sean distintas a como son. No me aferro a la idea de cómo me gustaría que hubieran sido. Es sólo que todo lo nuevo que pueda ponerse a mi alcance me parece ya visto. Es sólo que me da pereza una cita, me entra la desgana cuando empieza un cortejo, me asoma la incredulidad si hablan de amor. Es como si después de una fiesta de emociones a flor de piel me hubiera entrado una resaca que dura más de la cuenta. Quizás, la cuestión es que sin querer, lo vivido hizo que ya nadie llene mi espacio que acabó haciéndose más grande cuando pasaste por él.

 ">