viernes, 31 de diciembre de 2010

ESTE AÑO HE APRENDIDO...



Este año he aprendido...


Que se puede vivir de ilusiones, pero que tarde o temprano, por respeto a uno mismo, es mejor dejar de autoengañarse.


Que la mejor medicina es la mirada comprensiva de otro ser humano.


Que ante la gente difícil es mejor ponerle las cosas más fáciles porque sólo así es posible que dejen de tener miedo a abrir su corazón.


Que luchar por un sueño y verlo cumplir es la mayor satisfacción personal que se pueda tener, pero ésta se siente, no una vez conseguido, sino mientras lo realizas.


Que el calor humano se siente a miles de kilómetros de distancia pero a ras de piel con tan sólo una palabra escrita en un blog.


Que nunca estamos solos, pero sentir la soledad es indispensable e inevitable.


Que amar muchas veces significa dejar partir.


Que tener verdadera confianza en uno mismo se tiene que pelear día a día.


Que cuando realmente has hecho algo bien, es cuando ya no buscas la aprobación de los otros, te basta con tu propia sonrisa interna.


Que toda paciencia es poca.


Que la única cuerda invisible que nos ata es no perdonarnos a nosotros mismos, incluso cuando pensamos que no estamos perdonando a alguien, en realidad, es con uno mismo con el que tenemos la cuenta pendiente.


Que tengo que recordarme constantemente que la vida es aquí y ahora para no perderme lo mejor de mí misma y de los demás.


Que es mejor no dar consejos y escucharlos sí, pero tampoco seguirlos al pie de la letra.


Que el mayor miedo a enfrentar es el de amar y dejar que nos amen porque es la mayor aventura donde se puede ganar y se puede perder todo.


Que todo lo que he aprendido es posible que lo olvide y lo vuelva a reaprender, pero lo que nunca debo de perder es mi deseo de seguir creciendo.

FELIZ AÑO Y VIDA NUEVA A TOD@S!!

martes, 28 de diciembre de 2010

DESEOS Y SUEÑOS


       Deseos que afloran en los límites de mis huellas dactilares,
       corren tras tus instintos y beben de los surcos de tu boca imaginaria
       Sueños que no pudieron compartir tu almohada y la mía
       pero que se dan la mano en cada recuerdo latiendo
                   
       Así clamo al Universo centinela, dispuesto siempre
       a darnos lo que grita nuestra mente callada
       Clamo la sensualidad que algún día resbaló por mis poros
                       junto con el sudor del deseo
             
       Clamo el amor que hizo latir mis pulmones
       Clamo tus palmas de las manos en las mías,
       dedos entrelazados ante una fe creciente de dos amantes
       que se quedaron si sentido del gusto por lengua rota
          
        Deseos que ahora se me antojan plegarias de vida
        haciendo sonreir mi alma y sonrojar mi aliento
        Sueños que por poderosos al igual se cumplen
        bajo este cielo despierto llamado luces y sombras...


viernes, 24 de diciembre de 2010

A TODOS LOS BLOGUER@S

Hace días que no acude la inspiración a mí, y por tanto también os pido perdón si mis visitas no han estado a tiempo en vuestros blogs. No obstante, no quería dejar de felicitaros en estas fiestas y sobre todo, daros las gracias por esa constante y gratificante compañía vuestra y que tanto aporta a mi vida.


Lo que escribís en vuestros blogs son un auténtico regalo porque dais en forma de palabras vuestra propia esencia, y entregarse a los otros es el acto más bello que puede hacer un ser humano. Os felicito por ello.


Muchísimas gracias por este 2010 lleno de experiencias compartidas que ya está dando paso a un nuevo año que espero sea igual o más enriquecedor. Os quiero.

                                                ¡FELIZ NAVIDAD!  
Natalia                
   
                                  

miércoles, 8 de diciembre de 2010

SE REPITE

Y se vuelve a repetir. Aquello que ya conoces y hasta ves venir de lejos. Sin que te dés cuenta, como si vieras un vaso de cristal caer a cámara lenta, te ves en el espejo repitiendo exactamente la misma actitud defensiva, diciendo las mismas palabras ofensivas que darán lugar al remordimiento instatáneo, pues siempre se adelanta la peor de las defensas: el ataque incontrolado. Pasan las horas y tu cabeza se convierte en una película que siempre va para detrás o bien te salta a un futuro incierto, todos menos en el presente, porque es doloroso, porque es una gran boca que se lo traga todo.

Llega entonces la temible pregunta: ¿pero es que no he aprendido?¿Por qué sigo actuando como un niño asustado?¿Hasta cuándo tendré que probarme a través de la mirada de los otros?

Entonces llegas a la conclusión de que no se puede ser fuerte siempre. Que la opinión de los que más quieres SÍ afecta. Que una parte de nosotros necesita el reconocimiento, la aceptación, la palmada en el hombro de vez en cuando, o por lo menos, cuando más la requieres. Y cuando eso no está, duele porque nos deja desnudos con nosotros mismos, con la piel de las inseguridades, con los miedos que no se superaron, con la incomprensión de los que más te quieren pero no saben acercarse a tu alma.

Y entonces llegan más preguntas. ¿Cómo sigo ahora que sé que todo sigue igual que siempre? ¿Podré seguir creyendo en mí misma, aceptando que no soy perfecta, que desilusionaré a más de un@ por el camino?

Quizás sea complicado creer en uno mismo después de tantas "autodecepciones", sobre todo cuando la decepción también salpica a los que tienes a tu lado y notas el recelo en su mirada. Pero al menos ya he visto el lado frágil, ya he visto cara a cara la vulnerabilidad que me hace humana.

Mi post anterior hablaba de cosas difíciles. Ahora lo difícil es seguir creyendo en mí misma por encima de todo, aún sintiéndome indecisa y frágil, aún recelando como los demás. Pero ahora empezaba a ver una luz distinta en lo más hondo de mi ser. Puede que esa luz sea imperceptible aún para el mundo exterior, puede incluso, que nunca llegue a verla nadie más que yo. En todo caso, empiezo a intuir que para que esa luz no se pierda, para que no deje de alumbrar mis pasos, sólo tengo que dejar de desear que otros también la vean, pues desde el momento en que dejo de centrarme en ella para alzar la mirada en busca de alguien que la reconozca, ya pierde su consistencia.

viernes, 26 de noviembre de 2010

LO MÁS DIFÍCIL

Lo difícil no es andar un camino; es no obsesionarse con un horizonte seguro.
Lo difícil no es trazar unas huellas; es que el viento no las borre.
Lo difícil no es obtener la felicidad; es no olvidar cómo volver a ella.
Lo difícil no es lo imposible; sino evitar pensar en ello.
Lo difícil no es hablar; sino escucharse a uno mismo.




Lo difícil no es que un día pueda llegar a olvidarte; es recordarte cada día mientras tanto.
Lo difícil no es dejarse llevar; sino evitar que eso después duela.
Lo difícil no es abrir el paraguas; sino abrirlo a tiempo.
Lo difícil no es ser condescendiente; sino entender con el corazón en la mano.
Lo difícil no es mentir; es comprender que sólo me engaño a mí mismo.



Lo difícil no es perderse y encontrarse de nuevo; es aprender a disfrutar de ese círculo sin fin.
Lo difícil no es soñar; es soñar despierto siendo consciente de ello.
Lo difícil no es aprender de los errores; sino aceptar que ellos hablan de mí.
Lo difícil no es abrir las alas y volar; es no mirar atrás en pleno vuelo.
Lo difícil no es estar cuerdo; es estar cuerdamente loco para sobrellevar la vida.



Lo más difícil nunca es tan difícil como las sencillas consecuencias que afrontar.

lunes, 22 de noviembre de 2010

EL UNIVERSO

Porque él siempre se encarga de proporcionarnos lo que necesitamos en cada momento. Tanto el gozo como el dolor son caras de una misma moneda que nos ayudan a crecer y evolucionar. Por todo, y sin excepción, doy gracias al Universo. 


lunes, 15 de noviembre de 2010

FRÍO


Ir despacio en un momento detenido puede ser una paradoja divertida, casi como ir a tientas en una habitación sin muebles.
Mañana es de color celeste, pero en la paleta actual es temprano y los colores primarios aún duermen como niños.
Ahora caigo en la cuenta de por qué existen las noches en vela,después de que la plenitud me presentara a su mellizo el vacío.

Pedirle al espacio que se haga más pequeño para que me coja en brazos podría ser una opción mejor que escuchar mis fantasmas, pero no tengo suficiente paciencia.

Déjame asomarme a mi ventana de esperanza, para ver tu balcón de dudas, que te deja ver mi puerta de ilusión entreabierta, aunque tú ya cerraste la terraza del tiempo muerto.

La calle se hace grande de tanto sin espacio.

Es invierno por adelantado en este reloj de manecillas vestidas de vida deprisa y sin aliento.
Casi puedo tocar la espuma blanquecina de los sueños que aún se pueden cumplir. "Casi", nunca será suficiente, así que prefiero comprar la montaña rusa entera.
Respiro pura disnea de pensamientos que fuman a escondidas. Mañana dejo de fumar, es más fácil que dejar de pensar.

Pero me niego a que mis palabras se queden a oscuras. Me niego a quedarme sin timón en las manos.
No puedo dejar al silencio hablando solo.
No quiero perderme entre las sombras pudiendo elegir perderme entre las luces.
Para quedarme en la silla, prefiero bailar toda la noche de la existencia, que ya amanecerá la madrugada menos pensada.
Mientras espero sin perder la calma tocaré el acordeón de mis días, pues el movimiento hace desentumecer los dedos de mi mente y abriga de este frío incierto.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

NIEBLA

Porque parecía imposible que un amor tan grande pudiera morir ahogado en las cenizas de mis ganas por retenerlo. Años, noches en vela mirando a las estrellas por si ellas sabían su paradero, hasta que un día, el sueño se hizo realidad.
 Y la realidad.... acabó con el sueño.

Y hubo un tiempo en que lo fue todo. Hubo una existencia entera de sus palabras escribiendo mi día a día.  Hubo besos que me ahogaban de impaciencia por el próximo, incluso antes de que acabaran. Hubo toda una vida descubierta y recién nacida a su lado. Porque nada era igual antes de su llegada y nunca pensé que llegara el día en que empezara a darme igual todo ese universo compartido.

Y quedan los recuerdos sin nostalgia. Y queda el vacío de un amor que hubo un día que lo significó todo. Y pienso que me quedaba sin respiración tras cada abrazo suyo, y al final, mi respiración volvió a ser tan inconsciente como siempre, como lo era antes de su presencia.

Y si puede morir un corazón que de enamorado estaba más que vivo, y si puede el tiempo marchitar sueños que de bellos eran irrompibles, ¿cómo confiar de nuevo en el amor? Porque aquella era mi historia, aquel era mi drama cuando las cosas se torcían, porque aquel era mi más genuino y auténtico amor soñado que conseguí tras años de salitre en espera. Y no fue platónico, no fue imaginado, fue real como la sangre que corre por mis venas, tan real, tan real, que terminó por desaparecer.

Porque mi alma se fue apagando en el espejo de sus ojos. Porque mis días llenos de emoción al verle se fueron extinguiendo, a veces sin darme cuenta, otras, con una profundo dolor de conciencia al saber que los sentimientos no entienden razones, ni se alimentan de recuerdos, por muy intensos que hubieran sido.

Y así, lo que fue mi aliento y mis ganas, lo que fue mi historia inimaginable de bella, terminó yéndose de mí y de mi sombra. Simplemente terminó, como los veranos de la infancia o la primavera de adolescencia. Terminó el villancico que por un momento te hace feliz para luego dejarte triste. Terminó la esencia de esperar un encuentro que te cambiara la vida entera. Y ahora cuesta creer que alguna vez soñé y que ese sueño terminó borrándose en la niebla de mi misma.

">

lunes, 1 de noviembre de 2010

PARA VOLVER

Perderse, para encontrarse
Caerse, para levantarse
Pensar a ciegas, para sentir con luz
Llorar sin lágrimas, para llorar de la risa
Un nudo en la garganta que luego libere el alma
Resignarse, para volver a vencer
Mentirse, para volver a creer
Caminar a tientas, para correr con alas
Dejar correr el agua, para luego seguir el río
Una espada en el ánimo que corte al final las limitaciones
Quemarse, para refrescarse
Morirse, para re-soñarse
Sentir a medias, para  volver a vivir de pleno
Amar con sombras, para comprender lo que no es amor
Una esperanza en el bolsillo que sirva de aliento de repuesto.

sábado, 23 de octubre de 2010

ACERCA DEL POST ANTERIOR

Uhmmm... ¿pero es que nadie se atreve a echarlo todo al olvido, como dice la canción? jajaajajaja

Al margen de que se pueda hacer o no, de que se "deba" o "no deba" hacer, de que lo consigamos o de que nos quedemos en el intento, de que nuestra experiencia nos sesge y veamos las cosas según nuestro estado actual, al margen de todas las consideraciones posibles....
¿No hay algo de mágico y liberador pensar que al menos, por un momento, se pueda dejar atrás aquello que hace daño en el cajón?
¿No hay una necesidad en el espíritu de decir ¡al carajo todo!?

Cuando escucho esta canción me identifico al 100% porque hay veces en que la debilidad acecha y el arma más eficaz es decir ¡al olvido todo cuanto he aprendido! No soy más que nadie, no tengo nada que ofrecer hoy o no quiero y estoy en mi derecho, lo de ayer, hoy no me sirve y no tengo ni idea de cómo volver a coger el timón y ...¡no pasa nada!

Hay un extraño poder renovador y constructivo cuando somos capaces de reconocer las ruinas, pues quizás ese sea el primer paso para empezar de cero, decir: no tengo ganas, ni fuerza, ni nada de lo que antes he aprendido parece servirme ahora, pero..........aún sigo aquí, y puedo echarlo todo al olvido, menos a mí.

martes, 19 de octubre de 2010

AL OLVIDO

Sí, entiendo que todo lo vivido forma parte de la experiencia, del aprendizaje que vamos adquiriendo en este viaje llamado vida. También entiendo que los recuerdos están ahí formando parte del equipaje que hace que hoy por hoy seamos quienes somos. Sé que de todo se aprende, de lo "bueno" y de lo "malo". Reconozco que nuestro pasado es un gran maestro que nos avisa, nos alienta, nos protege a veces, que cumple con su función de sumar sin multiplicar. Pero...
-Hay épocas que requieren de una "muda", como la oruga se desprende de su lastre para transformarse en otra cosa.
-Hay veces que el presente pierde hilo conector con el pasado, convirtiéndonos en extraños de nosotros mismos.
-Hay días en los que los recuerdos o el miedo al futuro pesan más que el optimismo.
-Hay momentos que son capaces de borrar todo cuanto ha sucedido antes en tan sólo cuestión de segundos.
-Hay circunstancias que exigen que para conocernos un poco mejor dejemos de vernos en el espejo del ayer.
-Hay, simplemente, excepciones, donde lo mejor es regalarle cosas al olvido.

Por favor, para terminar de entender el significado de este post, escuchad la canción.


">

viernes, 15 de octubre de 2010

TODO CAMBIA



PORQUE TODO CAMBIA..... AFORTUNADAMENTE

lunes, 11 de octubre de 2010

UN AÑO.

Sentí que mi cuerpo despacio me guiaba
sin atender a razones, ni juicios, ni valores,
sólo respiraba al compás de mis latidos,
sabiendo que el alma sólo se arrepiente de aquello que no tenemos el valor de hacer.
Cinco pisos me saparaban de su tacto,
un mundo infinito de su ser,
pero hay puntos de luz que se asemejan en las almas
y no hay mejor puente de unión que el deseo en cueros.

Mi garganta se secó nada más abrirse la puerta,
pero mis venas se inundaron de puro gozo y vida.
No hay diferencia en los años cuando abrazas a un amante.
No hay otoño que encane el verde claro de un alma escondida.

Recuerdo luz y sábanas blancas de una mañana improvisada,
Recuerdo mi mente callada en un abrazo fuerte y tierno,
fue como volver a casa a través de un camino alegre.

Imposible revivir un beso fugaz de despedida,
¿pero quién quiere revivir lo que fue agotado hasta el último aliento?
Es mejor guardar en la memoria, lo que tarde o temprano
caducaría en el árbol de la vida.

domingo, 3 de octubre de 2010

PERSIGUE TU SUEÑO

Persigue tu sueño. Descubre aquello que da sentido a tu vida, y déjate la piel en ello. No importa las veces que te hayas sentido cansado, no importa las veces que te haya faltado el aire ni aquellas en las que parecía que lo tenías todo a tu alcance para que segundos después se te escapara entre los dedos. Sólo hay una respuesta, una opción: volver a empezar.
Si de verdad quieres formar parte de algo, persigue tu sueño porque eso es lo que te alejará de la mediocridad. Y recuerda que lo que siempre distingue a los vencedores es precisamente el hecho de no haber dejado nunca de creer en sí mismos.

martes, 28 de septiembre de 2010

POEMA A LORCA


Corta la espada al vuelo la esperanza del verde
en las últimas horas tras la escarcha
no olvides sonreír
Abre las manos mientras cierras los ojos
muestra el vacío equipaje cargado de vida que llevas contigo

Un jardín de estrellas espera en lo eterno de lo incierto
un mar de experiencias queda en la huella de lo vivido
¡Claman las campanas que un alma baila en el aire
y es la música caliente de sus huesos la que nos recuerda
que aún estamos aquí!


El azul luto es para La Luna
es mejor el festejo perenne de lo exprimido
Baila grotezcamente cada segundo robado al conocido desenlace
y sentirás la vida más allá de la muerte.


En el actual post de mi querido amigo bloguero Dilman se hace referencia a uno de mis poetas favoritos: Federico García Lorca. Joya sin igual de la generación del 27, su obra reboza genialidad en cada uno de sus versos y los temas que aborda: las grandes pasiones del ser humano, el amor y la muerte. Dejándome contagiar por el alma romántica del poeta y lo que me transmite su poesía más que viva, he escrito este breve poema, sin nunca intención de igualar al genio, pero si homenajearlo en "su línea". Espero que os guste.









miércoles, 22 de septiembre de 2010

AQUÍ Y AHORA

Hace casi un año que comencé a escribir en el blog (contando con el anterior a éste). Rebuscando entre mis viejos post me topé con uno que ahora mismo me dice mucho, incluso más de lo que me decía en el momento en el que lo escribí, por eso he pensado en rescatarlo y volver a publicarlo aquí. A los que ya lo habían leído, gracias por releerlo, y a los que aún no lo conocían, espero que les guste.


Sólo tenemos el aquí y el ahora. Sólo somos este preciso momento. El ayer es una fotografía. El futuro: un misterio. Suena a tópico, pero hay muchos tópicos ciertos. Ser conciente en cada momento puede ser lo más difícil, tanto como vaciar la mente de pensamientos tóxicos. ¿Pero no merece la pena aprenderlo? Quizás una forma de vivir el presente sea ser fiel a uno mismo en cada instante, sintiendo, haciendo y viviendo los aciertos y equivocaciones, las alegrías y las tristezas, los triunfos y los fracasos como instantes efímeros, porque sólo son eso: instantes efímeros que sólo vuelven a revivirse si los evocamos a través de la memoria. Evoquemos lo constructivo.
Sólo somos un suspiro en la eternidad. Que ese suspiro sea gloria

lunes, 20 de septiembre de 2010

ACERCA DEL AMOR

No hace ni veinticuatro horas que escribí el anterior post, pero ¿no se tiene a veces la sensación de que hay etapas en la vida en las que se aprende muchas cosas a una velocidad pasmosa? Es como la inspiración: te puedes pasar semanas sin que se te ocurra ni una sola buena idea sobre la que escribir, y de repente ¡zas! viene todo de golpe y porrazo. Este es el caso. Y ahora quiero hablar acerca del amor.

Ocurre que cuando llevas un tiempo sol@ (sobre todo para los que no estamos acostumbrados a ello) empiezas  a querer ver en todas partes ese amor que alguna vez conocimos en el pasado, empiezas a querer encontrar todas aquellas sensaciones de los primeros momentos en los que te sientes cautivado por alguien, empiezas a anhelar los detalles, la nube en la que te subes desde que despiertas y de la que sólo bajas al final del día. Uno quiere recuperar todas esas emociones que aparecen cuando alguien especial entra en tu vida y además está ahí para ti.
En toda esa prisa que te entra por no tener la sensación de que estás perdiendo el tiempo, uno puede llegar a ver una historia donde nunca la hubo, salvo en nuestra desesperada imaginación, porque toda esta película la podemos montar en torno a cualquiera que se nos presente, y ni siquiera necesitaríamos de su colaboración, pues el guión ya está escrito previamente en nuestra cabeza. ¿Pero es esto amor de verdad?

Me pongo a pensar en las veces que sentí esa "magia" y la contrasto con las veces en que fue realidad. Sólo ha ocurrido una vez en mi vida. Y lo que hizo que aquella vez fuera de verdad, tiene que ver con mucho más que un simple coqueteo, que unas simples mariposas en el estómago. Aquella vez yo era capaz de verme a mí misma en los ojos de la otra persona. Yo me sentía especial para el otro. Había miedo a sufrir, por supuesto, pero nunca miedo a arriesgar.
Con todo esto quiero decir que a veces las historias realmente especiales escasean (por eso son especiales) y cuando pasa el tiempo uno puede caer en el error de olvidar qué era aquello que lo hacía tan auténtico y excepcional, y entonces construimos castillos en el aire con cualquiera que supla el vacío que queda cuando algo que fue maravilloso acabó llegando a su fin.
 Podemos llegar a conformarnos con mucho menos, creyendo que lo que tenemos delante también puede resultar tan especial como lo que tuvimos en un pasado.

Pero si por un momento hacemos memoria, entonces empiezas a darte cuenta de que si ahora algo no termina de encajar, de que si por alguna razón el otro te parece por un momento formidable, pero al momento siguiente te decepciona o te deja un sabor amargo de sentimiento no correspondido, entonces, eso ya no es tan especial, por mucho que te empeñaras en que lo fuera.

Sí, acerca del amor tengo que decir que lo conocí. Una sola vez. Con alguien que no temía que me mirara a los ojos y viera en mí, con alguien con quien no me importaba ser débil, porque sabía que estando en sus manos no corría peligro de que me hiciera daño, alguien que me correspondía con intensidad, no de igual manera que yo, porque todos sentimos de forma diferente, pero sí sentía que me amaba con entrega.

Y ahora trato de recordar todo aquello porque por mucho que pase el tiempo, una vez has conocido el amor, ya no te puedes conformar con menos. Y el amor es especial, y como ocurre con todas las cosas especiales, no llama a la puerta todos los días, por ello hay que confiar y no dejarse vencer por la soledad creadora de necesidades y espejismos. No es fácil encontrar a quien nos ame, pero tampoco lo es encontrar a quien amar de verdad. Y cuando esto ocurre tu alma respira de alivio y de certeza, si no es así, si hay alguna incomodidad, habría que prestarle atención aunque te lleve un par de noches sin dormir.

Es cierto, acerca del amor, a veces puedes tenerlo enfrente y no reconocerlo, pero cuando tienes delante algo que no es verdadero, eso sí se nota al instante, porque el alma sufre demasiado al intentar acomodarse a algo que no le corresponde, pues todos sabemos en lo más interno todo lo que merecemos por todo lo que entregamos.

INDECISIÓN

Empiezo a escribir y ni si quiera sé cuáles son las palabras que acuden a mi mente, pues ahora has ocupado mi pensamiento y es extraño, invasivo, ofende mi sentido común. Me enfado conmigo misma por saber que he de irme pero mi sombra siempre se aferra a una última vez. Sí, reconozco el bloqueo, el placaje, el derechazo directo a mi alma cuando menos lo esperaba, ¿y ahora qué? No me sirven los tópicos, ni los consejos, ni verte o no verte, porque el desierto se ha hecho grande tras cada grano de arena.
Ahora sólo me queda ver el paso del tiempo en el reloj de mi espera mientras decido si desaparecer sin más aunque mis días se queden sin postre por un tiempo, o quedarme a tu lado hasta que deje de doler, como si eso fuera una opción.

lunes, 6 de septiembre de 2010

"SUEÑOS ROTOS...SUEÑOS NUEVOS"

Hoy me he encontrado en el blog "Espejo y agua", no sólo una hermosa pintura (que ya es fondo de pantalla de mi ordenador, porque antes ponía fotos de National Geograpic, pero los colores de Lara las han sustituido), también encontré una frase que me ha hecho pensar y que he tomado prestada para escribir este post (sé que no me verás como una intrusa, Lara, jeje)

La frase en cuestión: "Sueños rotos... sueños nuevos"
Irremediablemente me ha llevado hasta algunas ideas que a muchos nos vienen a la cabeza cuando algo que tenemos en mente se trunca: "se acabó", "para esto no sirvo", "¿para qué me habré metido en esto?" "ya nunca más me volverá a pasar"....y una larga lista de etcéteras, de pensamientos similares dirigidos al autocastigo, a la búsqueda de un culpable del "fracaso" (como si eso sirviera de algo), a veces, incluso, como forma de desahogo, porque parece que si verbalizamos toda esa negatividad que llevamos a cuestas, la ansiedad desaparece.
Me atrevería a decir que la ansiedad desaparece "momentáneamente", porque el hecho de estar siempre verbalizando lo negativo, es que esto actúa como retroalimentación de lo que pensamos, es decir, que podemos acabar echando más leña al fuego, y al final terminaremos siendo una sombra oscura y tenebrosa con un altavoz como los que se usan en los pueblos para vender pescado, anunciando tragedias a nuestro paso, y por tanto, atrayéndolas y "auto-amargándonos" cada vez más.

En cambio, y volviendo a la frase: "sueños rotos, sueños nevos", ésta parece abrir una ventana por la que entre aire fresco, pues lleva implícita "la sustitución" de algo que ya no sirve, por algo distinto que igualmente nos pueda valer. Al menos acaba con esa tendencia rutinaria a la fustigación por no haber conseguido lo que pretendíamos.

Es como la regla del "OSO" de Jorge Bucay, que dice: "Si quiere algo...

- O bténgalo. Si no es posible:
- S ustitúyalo. Si esto tampoco puede ser, entonces:
O lvídelo!
                        De lo contrario, estará comportándose como un idiota"

Igual, Jorge Bucay se pasa un poco, pero quien le conoce mínimamente sabe que es un guasón. El ejemplo es más que gráfico. Yo añadiría que tampoco hay que alarmarse por comportarse como un idiota cierto tiempo, si al fin y al cabo era necesario y nos sirve para aprender algo.

Lo que sí me gustaría resaltar es que por mucho que nos parezca tropezar con la misma piedra una y otra vez, hagamos que este hecho no nos vuelva necios, porque la necedad está en creer en que siempre estaremos evocados al mismo resultado, y que por tanto, no merece la pena volverse a arriesgar.
Siempre hay oportunidades si estamos dispuestas a verlas, aunque sean con una forma distinta a la que esperábamos.

Sustituir un sueño roto por uno nuevo no es un autoengaño. Yo lo llamo: seguir adelante.

lunes, 30 de agosto de 2010

PROYECCIÓN

Si hace un año ni imaginé lo que estaría haciendo ahora, ni las personas que he conocido por el camino, ni las cosas que he hecho...pues dentro de un año ¿quién sabe dónde quedará mi presente?

miércoles, 25 de agosto de 2010

LA MARCHA

Los cinco sentidos que se pierden
en espirales de humo sin fumar,
la brisa que canta desentonando
a un templo que pudo ser de cristal,
sin señales y sin brújula de sentido común,
una voz que dice "todo está en tu cabeza",
dejando al corazón huérfano de dominios,
sin casta, sin fuego y sin pureza

Una cortina deshecha que reta al olvido,
un sentimiento dividiendo a una estrella fugaz,
una luz de neón sin brillo de madrugada,
una perla enmascarada en un rastrillo,
una urna sin pedestal.

Así las palabras destierran cualquier tipo de magia,
y si soy un músico romántico de los de antaño,
mis dedos no saben de engaños cuando arañan tus poros
ni mis labios saben a sal.

Cualquier despedida improvisada
suena a serenata barata en rebajas,
sin testigos de hojalata con pies de plomo
que aguanten un huracán sin brazos.

Así me marcho sin huellas,
sin besos improvisados sobre la marcha,
me marcho sin ruido y sin silencio,
porque en mi mundo hay un enjambre de pensamientos callados.
Levanto mi mano en un "adiós" semi-valiente,
en una rendición impropia de un guerrero veterano,
pero sé que mi cuerpo cansado agradecerá ese gesto solidario
con el tiempo, todo siempre termina.

jueves, 19 de agosto de 2010

CAMBIO

Como un regalo la mañana de Reyes a punto de ser abierto. Como cuando te sientas en el sillón de la peluquería y dices: ¡córtelo todo! Así es el cambio. El año puede empezar cualquier día de agosto que se convierte en uno de enero, y no hay más campanadas que los latidos de tu corazón.

Te levantas un día y observas tu particular campo de batalla. Te das cuenta de que ha pasado el huracán de tus pensamientos devastadores y sonríes para tus adentros porque de nuevo estás en pie ante tus ruinas y sabes que las acabarás reconstruyendo, quizás para que en un futuro las vuelvas a derribar, pues debe ser así.
El cambio es lo único que importa.

El impulso de cambiar el viento a tu favor nace de la sensación de haber muerto un poco cada día y te preguntas ¿por qué he dormido tanto?

La fuerza que tienes en tus venas tirantes de vida te sacude y sabes que el nuevo camino no tiene otra senda que la del cambio. Y la sensación emborracha, como los besos prolongados que te dejan sin respirar, pero sabes que mientras haya algo en movimiento todo irá bien.

">

lunes, 9 de agosto de 2010

DISTRACCIONES DE LA MENTE

Para conocerse a uno mismo hay que mirar dentro. Y a veces al echar una "ojeada" resulta que no nos gusta la imagen que nos devuelve el espejo, entonces...¿qué hacemos? Entonces aparecen en escena lo que yo llamo "distracciones de la mente". Éstas son muy variadas, hay tantas casi como personas existen.
Algunas de esas distracciones consisten en mirar fuera para evitar mirar dentro, y entonces vivimos con la mirada posada en el vecino. De repente, todo lo que nos sucede y deja de suceder son responsabilidad absoluta del ajeno y aprendemos de memoria el discurso que siempre empieza de la misma forma: "Es que si no fuera poque fulanito ME hizo......"

Otra de las distracciones es confundir nuestra propia mente con la excusa del sentimiento. Es un recurso de lo más útil, pues si estamos todo el día pendiente "de lo que siento" evito PENSAR sobre lo que siento, y automáticamente sale a flote el viejo tópico "no se puede hacer nada frente a lo que siento". Tal vez no se pueda cambiar de raíz, pero siempre seré dueño de la actitud que adopto frente a ese sentir: me puedo limitar a lamentarme y dejar el poder absoluto a la emoción, o puedo ser consciente de lo que me pasa y preguntarme por qué he llegado hasta ahí y qué puedo ir haciendo para ir sintiéndome mejor, o al menos, diferente. Pero claro, eso implica volver a mirar dentro, y mirar honestamente.

Da vértigo reconocer que no soy tan fuerte, que no las veo todas venir a pesar de mis experiencias, da miedo reconocer que aún nos pueden algunas emociones y que no tenemos ni idea de qué herrramientas utilizar para manejar nuestras carencias, nuestros vicios y manías, nuestras frustraciones. Nos da miedo el cambio. Nos aterroriza la soledad y muchas veces sacrificamos nuestro amor propio y nuestra dignidad con tal de que alguien nos tenga en cuenta en su vida, aunque seamos la última de sus prioridades. Nos da miedo que no nos reconozcan (porque necesitamos ser mirados, aceptados y admirados, sin darnos cuenta de que nosotros mismos ya podemos proporcionarnos las dosis adecuadas de todo eso)
Nos da pavor no llegar a vivir "el amor", ese personaje que nos han vendido desde las pantallas de los cines y desvirtuamos el significado de la palabra atribuyéndole disfraces de necesidad, apego, posesión, idealización, obsesión, etc....

Es hasta agradable dejarse llevar por la "ilusión", a quien dediqué el post anterior, pero ésta muchas veces también forma parte de esas distracciones de la mente, pues cualquier emoción embriagadora es más apetecible que reconocer que tal vez el fruto de esa ilusión tan sólo sea la proyección de una carencia.

¿Y cómo reconocer todo esto? Habrá veces que la realidad nos golpee en la cara y otras que, si estamos meramente interesados en ese ser humano que habita bajo nuestra piel, podremos reconocer cuando queremos "distraernos" ya sea con un vicio, con un hábito, ya sea con el trabajo, con trasnochar, ya sea la distracción de ir a todas horas al gimnasio, de salir corriendo cuando empezamos a intimar con alguien, distraernos construyendo fachadas de personas que no somos, pero que aparentamos ser, y así una larga lista de actitudes, formas de vivir que a poco que las cuestionemos, a poco que rasquemos en su superficie, nos daremos cuenta de que tienen algo de artificial, algo que "no va del todo" con nuestra verdadera esencia, algo que en definitiva, no nos deja ser feliz.
Es aquí cuando comienza el camino hacia dentro, pues quizás valga más un desengaño a tiempo (aunque sea con nosotros mismos la decepción) que un autoengaño permanente.

jueves, 5 de agosto de 2010

ASÍ ERES

¡Qué tramposa eres!
inquieta, pícara,
te presentas,
sin llamar a la puerta,
embarcas al alma
sin pedir permiso.

Soberbia, 
eres bienvenida
aunque el ánimo resople
con cierto recelo.

Si serás vieja, sabia y bandida,
que asaltas con la guardia baja,
sonríes bajo tu sombrero de ala ancha
y las entrañas saben
que no hay as que poder guardar
bajo la manga.

Pasas con tu baile por mi lado,
sonriendo satisfecha y cantando victoria,
pues sabes que tus desaires no calan en mi memoria,
por más que quiera, tus traiciones pasadas se desdibujan
como el humo de mi cigarrillo en la madrugada.

¿Qué más puedo hacer yo,
que inclinarme a tu paso?
Pues eres sangre que desata vida,
aire fresco en bocanadas envolventes de agua y agua.
Así eres, ilusión.

lunes, 26 de julio de 2010

SEGUIR ADELANTE

SEGUIR ADELANTE

Y mis pasos siguen adelante,
ignorando los viejos vaivenes
de antiguos barcos de vela 
que no llegaron a ningún puerto.

Mis ojos no pueden volver la vista atrás
porque el pasado se ha vuelto ceniza-plomo,
un cristal empañado por la prisa por vivir,
una ventana que se abre en el horizonte
recordándome no ser estatua de sal.
  

Incierto rumbo de brújula inquieta es mi estandarte.
No hay senda que reconozca ni que me reconozca.
Efímera extraña de mi propio presente,
¡pero cómo abriga esta ausencia de mantas protectoras!
pues es desnuda ante la vida como mejor canto,
pues es sin armas como mejor gano.


A veces la vida nos pone a prueba y nos enseña que para "no morir" es mejor soltar aquello que una vez nos ayudó a seguir viviendo...

lunes, 12 de julio de 2010

UNA CURIOSIDAD

Por curiosidad....¿ no será el enamorarse una predisposición a ello?

(y lamento no desarrollar más la entrada, pero una escayola en el brazo no me permite extenderme mucho. Estaré con el codo roto, pero mi pensamiento sigue intacto)

martes, 6 de julio de 2010

NO HAY CONSUELO

No hay consuelo.
No lo hay, simplemente.
No se retiene el océano en una mano,
al igual que no se conserva un recuerdo que se desdibuja en la niebla.
Tempestades de ideas se cierran ante mis ojos,
cansados de tanto sueño sin sueño,
y es peor la calma que después llega,
es peor la tristeza que el dolor incompleto.
¿cómo se siente el aire sin respirar?
¿cómo se toca un cuerpo sin tener un alma que cante?
Mi voz no llega ni a pronunciarse.
Siento, lloro, despierto al día sin ganas de pensarte,
pero te pienso dormida y pienso sin soñarte.
No quiero esta prisión de mí misma,
y me repito que la libertad siempre se elige,
sin embargo guardo huellas que siempre me dirigen
a este desconsuelo gris,
sin cielo y sin raíces.



.

domingo, 4 de julio de 2010

CANCIONES QUE LO DICEN TODO

Espero que disfrutéis de la letra de esta canción


jueves, 1 de julio de 2010

EL ETERNO DIÁLOGO

-¿Te vas?
- Ya sabías que me iba a ir.
- Sí, pero esperaba que cambiaras de opinión.
- ¿Por qué? Ese es el peligro de tener falsas expectativas.
- Las expectativas no tienen por qué ser falsas. ¿Qué hay de malo en tener expectativas? ¿Acaso no puedo pretender algo mejor?
- Quieres decir que lo que ofrezco no es suficiente.
- Quiero decir que se puede desear algo más.
- Yo prefiero valorar lo que ya tengo.
- Tú prefieres no desear algo más por miedo a no conseguirlo.
- Estoy en mi derecho, ¿no?¿Pero desde cuándo piensas por mí?
- Desde que no me dices lo que quieres y tengo que suponerlo.
- Pues no supongas y pregúntame.
-¿Qué es lo que quieres?
- Ahora mismo, me tengo que ir.
- ¿Lo ves? Siempre evasivas...
- No es una evasiva, es lo que quiero en este momento, no me culpes por no desear lo mismo que tú.
- Que casualidad que cuando quieres quedarte, entonces deseas lo mismo que yo. Lo que pasa es que tiene que ser cuando tú quieras, cuando tú lo necesites. En cambio, cuando yo te pido que te quedes...te vas.
- Si no quieres recibirme eres libre de decírmelo.
- No se trata de eso. Se trata de que alguna vez cedas tú también. Eso es lo que hace la gente que se quiere.
-¿De verdad crees eso? ¿Te gustaría que alguien a quien amas tuviera que "ceder" para ti?¿Eso te da más tranquilidad? Puede que sí, pero no te dará más amor.
- No soporto la gente egoísta.
- Y yo no soporto los reproches.
- Sólo sé que todo tiene un límite y si sales por esa puerta, será mejor que no vuelvas.
- Si es eso lo que quieres...
- Lo que quisiera es que te quedaras... que sintieras lo mismo que siento yo.
- Eso es imposible, no puedo ser y sentir como tú quieres, sólo puedo ser yo mismo.
- Pues tu forma de ser me hace daño. Es como si despreciaras lo que siento por ti.
- Te recuerdo que no soy yo quien está poniendo condiciones.
- La única condición que he puesto es saber que me amas.
- ¿Y lo sabrás si me quedo? Lo dudo mucho. Después querrás otra cosa y al final nunca nada será suficiente.
-¿Es que tú no necesitas nada de mí?
- No confundas amor con necesidad.
- Siempre tienes una frase para todo. Tu cabeza es rápida pero tu corazón es lento.
- Tal vez sí haya algo que necesite... que me acepten tal y como soy. Adiós, amor.

martes, 29 de junio de 2010

CICATRICES

 Las cicatrices nos recuerdan dónde hemos estado, pero... ¿deciden por dónde vamos a seguir?

lunes, 21 de junio de 2010

LA EMOCIÓN


La emoción tiene un fin: recorrer un camino. Si te interpones a su paso, no te haces con ella, es ella la que se hace contigo. Si ves más allá de lo positivo o negativo que te aporta la emoción, pronto tu alma adquirirá una cualidad distinta, la mirada de aquellos que contemplan la tormenta sin dejarse arrastrar por ella.

viernes, 18 de junio de 2010

DESDE LEJOS




El artista que respira en mis venas,
el saltimbanqui que sueña y navega
en los mares de tu ausencia
me invita a abrir los brazos sin miedo
y caer en picado en las emociones que en mí despiertan
No sé vivir sin arriesgar
No sé ganar sin antes perder
Quiero que me cojas de la mano y me enseñes
quiero despertar en tus ojos castaños
un tormento de pasiones a las que sé que no les huyes
porque son esas sensaciones las que te traen a la verdadera existencia
Quiero a mi lado, aunque a veces estés lejos, un amante de la vida,
un héroe que hace de lo cotidiano algo bello
un hombre sin miedo a ser quien es
Y siento en tu voz el eco de quien pierde cada día
y gana en cada amanecer unas ganas renovadas
de abrir tu corazón al mundo
Desnudas tu alma y tu piel en cada paso
Y admiro ese gesto de entrega sin reservas
Quien no teme al amor, lo derrama, y ese eres tú
puro derroche de sentimiento valiente

domingo, 13 de junio de 2010

PREGUNTA

¿Hay algo más importante en la existencia que saber dar y recibir amor?

miércoles, 9 de junio de 2010

"EXCESO DE EMPATÍA"

 EMPATÍA: Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.

El otro día un amigo me comentaba que este término se ha puesto de moda y que él consideraba que la "empatía" no podía ser tan buena, que él le encontraba más inconvenientes que ventajas. Indagando un poco más en su pensamiento y en lo que él consideraba como lo negativo del término, al final llegamos juntos a la conclusión de que quizás se esté desvirtuando un poco el concepto.


Pasa como con la mayoría de las "palabras clave", como "amor", "libertad", "salud" y un sin fín de términos, que con el paso del tiempo se van desdibujando o "mal entendiendo", puesto que muchas veces confundimos la esencia de las cosas llevándolas a los extremos, donde ya pierden su significado original.


Particularmente, no veo nada de negativo en la empatía. La considero una habilidad necesaria y esencial en nuestra interacción con los demás. Saber que podemos entender al otro, "ponernos en su lugar" y así poder llegar a una mayor conexión y ayudar desde la confianza que otorga el saber que nuestro interlocutor puede ver desde nuestra mirada, es una herramienta más que útil, no sólo para el que la recibe, sino para el que la aporta también, ya que nos ofrece la oportunidad de abrir más y mejor nuestra mente a otras formas de pensamiento y de sentir, y eso, enriquece y humaniza.


Otra cosa es lo que yo llamo el "exceso de empatía". Es el término desvirtuado. Ya sabemos, los excesos siempre desequilibran la balanza. Una cosa es entender lo que está sintiendo el otro, y otra muy distinta, hacer sus sentimientos los míos, cargarme con las preocupaciones y problemas ajenos, abandonar mi propio estado para, en una "identificación patológica", tener la excusa perfecta para escapar de mi mismo y ocupar el lugar que no me corresponde.


Flaco favor le hacemos al prójimo si le privamos de su capacidad para afrontar sus propias incapacidades. Flaco favor nos hacemos a nosotros mismos si nos implicamos de tal manera que no sólo pretendemos resolver el entuerto sino además agotamos gran cantidad de nuestro tiempo y energía.


Comprender: sí; apoderarse de la vida del vecino:no. 
Proponer soluciones: sí; resolver el problema que no es nuestro: no.
Se entiende que hay diferencias, ¿verdad?

jueves, 27 de mayo de 2010

CUENTA ATRÁS

domingo, 23 de mayo de 2010

DIFICULTAD.

Qué sutil dificultad se esconde en el sentir
sin anhelos, sin caricias,
en la libre incertidumbre ajena de egoísmos.
Qué suprema dificultad hay en amar un todo y a todos,
persistiendo aún el hueco de un espacio con nombre propio.
Qué difícil es entender la mente con el corazón en un puño.

Qué fácil es dejarse arrastrar por unos labios que mienten a una boca ansiosa
y encontrar después el sincero vacío detrás de cada puerta.
Qué fácil es llorar sin terminar de limpiar el alma.
Qué fácil es saberse la lección y ser después el peor alumno de uno mismo.

Qué sutil dificultad se esconde simplemente en vivir,
se hace fácil ante una soleada playa,
escarpado ascenso ante un rato frente al espejo.
Qué suprema dificultad hay en no entregar el alma a un solo ser
para luego sentir, aceptar y hasta disfrutar del desierto de tu propia sombra.

Qué fácilmente difícil podemos llegar a hacer las cosas.

viernes, 14 de mayo de 2010

SÉ MADRE Y PADRE DE TI MISMO.

Sé madre y padre de ti mismo. Alúmbrate haciendo de cada día un nuevo nacimiento. Proporciónate una segunda llegada al mundo de manos de tu propio ser. Aliméntate, edúcate y enséñate como si fueras tu propio hijo. No necesitas ejemplos, no hay manual de instrucciones para ser padre o madre, sólo ofrécete aquello que echaste en falta que te dieran tus progenitores. No cometas el error de reprenderte o castigarte con dureza, hazlo con profunda ternura y cariño, como lo harías con un niño inocente a tu cargo. Ese niño eres tú.
Sé madre y padre al mismo tiempo. Practica el Edipo a tu espíritu, enámorate y preserva tu imagen de madre/padre para no buscar esas figuras en el otro/a. Pasa tiempo a tu lado, y cuando tengas miedo, refugiáte en tu alma, como lo hace el niño temeroso que corre a los brazos de sus padres.
Procúrate tu propio bienestar, dándote ejemplo, pero sin consejos que sabes, que como hijo, vas a desoír.
Anticípate a tus reacciones, como lo hacen los padres experimentados, que protegen con confianza, pero sin imposiciones autoritarias.
Date permiso para crecer y tomar tus propias decisiones, para ensayar la vida, como padre y madre de ti mismo, debes dejar que tu hijo interno experimente y evoluciones a costa de sus errores.
Sé padre y madre de ti mismo, y por último, no quieras a tu hijo para ti solo.

domingo, 9 de mayo de 2010

LABERINTOS.


"Desde dentro del laberinto, sabiendo que puedes escapar en cualquier momento por la entrada, jugueteas con la hiedra y los muros que hacen recapacitar sobre el camino que crees decidir. Cuanto más entres en lo oscuro, entras en tus miedos y te ves cara a cara con el abismo.. y sin saber por qué, la lógica pierde sentido. Es ahí cuando aparece la luz de la salida.. siempre, hacia otro feliz e interminable laberinto"

De Eduardo Torroba.
Gracias, amigo, por estas bellas palabras llenas de sentido.

lunes, 3 de mayo de 2010

EL HOMBRE/MUJER PERFECTO/A

"Había una vez un hombre que permaneció soltero toda su vida porque estaba buscando a la mujer perfecta. Cuando tenía setenta años, alguien le preguntó:

   -Llevas mucho tiempo viajando por todo el mundo, ¿nunca lograste encontrar una mujer perfecta? ¿Ni siquiera a una?
- Sí, una vez encontré una mujer perfecta.
- Entonces, ¿qué pasó? ¿por qué no os casasteis?
-¿Qué le vamos a hacer? Ella estaba buscando a un hombre perfecto."

Fragmento del libro "Aprender a amar" de Osho.
El gran maestro sostiene que "no existen ni la mujer ni el hombre perfecto. Y si existieran, no se preocuparían por tu amor. No les interesaría"

domingo, 25 de abril de 2010

EL ROSAL.

Hay días en los que se nos revela algo importante. Esos días yo los llamo los días "iluminados" porque de repente, sin saber cómo ni por qué, accedes a un grado de conciencia que te deja en paz contigo mismo. Puede ser una idea creativa, una emoción que te transforma, la intensa sensación de estar auténticamente presente en tu propia vida y en ese preciso instante. A veces, los días "iluminados" son efímeros. Duran 24 horas. Pero otras veces, te das cuenta de que ese día marca un verdadero comienzo en tu forma de entender la vida. Hay días iluminados capaces de iluminar el resto de tu camino. Y ahí empieza la búsqueda. El viaje espiritual a la trascendencia, el camino de no retorno donde YO SOY. Empiezas a acceder a la paz interna que es mucho más gratificante que la propia felicidad a ratos que le podemos "robar" a la vida.

Entonces aparece el deseo de compartir lo descubierto. Nace la sana necesidad de hacer el camino más accesible a los otros que caminan contigo. Aparece ese impulso de gritar a los cuatro vientos que cualquier ser humano puede tener acceso a esos "días iluminados", y que es más, no sólo son días iluminados, sino una vida entera de plena presencia. Quieres que otros se unan contigo a la fiesta de la vida. Te das cuenta de cómo eras cuando tú mismo ignorabas este nuevo estado de conciencia y piensas "realmente merece la pena que otros también lo vean, lo sientan"
Y entonces... una voz cualquiera te dice que lo tuyo es puro sueño. Alguien más allá te llama iluso. El otro/a te dice que ojalá pudiera verlo todo tan fácil... Y así una larga lista de personas, a veces incluso las más allegadas (las que más quieres ayudar) te miran con cara extraña y ni siquiera se dan una oportunidad a ellos mismos de un verdadero cambio, la oportunidad de conocerse a sí mismos, ese maravilloso Ser que todos llevamos dentro, de sus potencialidades, sus talentos, sus limitaciones que ellos mismos pueden trascender con sólo dejar de apegarse a los sufrimientos...

En una conferencia de Jose María Doria alguien levantó la mano y preguntó: ¿y qué podemos hacer cuando queremos ayudar y la persona sigue erre que erre, empeñada en seguir mal?¿Qué pasa si el otro no quiere aprender?¿Y si a pesar de todos nuestros intentos para que los demás abran los ojos no hay manera y no conseguimos que lleguen a comprender lo que queremos transmitir?

Jose María Doria dio con la clave utilizando como ejemplo un rosal. En un rosal hay rosas abiertas, ofreciendo sin miedo todo su esplendor y aroma al Universo, en cambio hay otras, que permanecen cerradas, sin llegar a florecer. A estas últimas no les ha llegado su momento. Es posible que marchiten sin haber llegado a abrirse totalmente. Este hecho no puede impedir que otras rosas sigan abriéndose (afortunadamente, los rosales cada vez florecen más). Pero lo importante, lo verdaderamente importante, es que todas en su conjunto conforman el rosal.

Así somos nosotros. Algunos podrán desarrollarse, otros se quedarán encogidos. Pero el crecimiento no se puede imponer, al igual que nadie puede crecer por nosotros. Está claro que siempre podremos ir "iluminando" con nuestra propia luz, pero nunca intentar sustituir la falta de luz del vecino con la nuestra porque a la larga no le va a servir, necesitará encontrar su propia luz. Y aunque nos duela ver que otros siguen a oscuras, también esto es aprendizaje. El aprendizaje de aceptar. Aceptar que no somos salvadores de nadie. Aceptar que cada uno tiene su ritmo. Aceptar que no podemos caer en la tentación de ser héroes para otros porque eso sólo es pan para el ego. Aceptar que finalmente, todos, estemos en el tramo del camino que sea, iluminado o no, somos parte del mismo rosal, y ahí radica su universal belleza.

miércoles, 14 de abril de 2010

UN SUEÑO QUE SE ESTÁ CUMPLIENDO.


Hace 13 años que sueño con actuar en este Teatro. Recuerdo como si fuera ayer cuando pisé por primera vez el Paraninfo Universitario. Mi hermano (conocedor de mi pasión por el teatro) me llevó a ver una obra de la Muestra de Artes Escénicas de la Universidad de La Laguna.
Desde que se apagaron las luces y se encendieron los primeros focos sobre el escenario tuve claro que algún día yo tendría que vivir eso. Salí radiante de allí. El público vibraba. Yo soñaba.

El 4 de Junio está previsto el estreno de "Exceso de equipaje", mi segundo montaje teatral. En esta aventura me acompañan 7 actores, 4 bailarinas y un músico que compone a piano la "banda sonora" de la historia que durante algo más de hora y media ofreceremos al espectador.
No es el mayor teatro del mundo, pero para mí tiene un significado muy especial, porque fue allí donde decidí hacia donde debía encaminar mis pasos para dar rienda suelta al amor que siento por las artes escénicas.
Estoy que no quepo en mí de la ilusión. Son muchos meses de ensayos. El esfuerzo de un equipo al que admiro y con quien disfruto cada semana, me emociono, aprendo, juego... Para mí, sólo con el disfrute que observo en ellos cada viernes, ya tengo 80% del sueño cumplido. No tengo palabras para expresar la tremenda gratitud que siento por ayudarme a dar vida a este proyecto. Ellos se meten en la piel de esos personajes que habitan en mi imaginación y dan cuerpo a una obra que espero y sé que llegará al público de una forma especial.
Desde aquí, a Teatrogamia (teatro unión) les doy mis infinitas gracias por mimar y cuidar mi obra y ayudarme a cumplir un sueño. Mil gracias. ¡Qué empiece la función!

domingo, 11 de abril de 2010

UN OLVIDO EXPRÉS

Ahora se me antoja pedirle algo,
deme usted, por favor, un olvido exprés,
de esos que se sirven con el café de la mañana,
para así no tener su recuerdo el resto del día.
Se me ocurre  pedir una dosis anti-emoción,
para cuando reviva su tacto en las yemas de mis dedos,
no me queme en carne viva.
Siento importunarle con esta peculiar urgencia,
pero quiero que me sirva una amnesia sin azúcar,
pues no quiero dulce que no iguale su mirada.
Haga caso, se lo ruego, de mi singular petición,
apiádase de esta abstemia de la vida sin sus besos.
¿Dónde hay que firmar para apropiarme de cualquier locura
que no sea el soñarle despierta?
Piénselo, no le pido tanto, tan sólo un poco de clemencia,
ya fue verdugo de mis ilusiones,
ahora sólo falta que termine con mi memoria,
pues es ella el dulce veneno que me lleva hasta su piel impermeable.
Le suplico, le imploro,
déjeme en el paradero indoloro de la nada, lo prefiero,
antes que una realidad confusa.
Ahora se me antoja pedirle algo,
deme usted, por favor, un olvido exprés,
de esos que se ponen debajo de la almohada,
para que ni el sueño me recuerde que alguna vez le amé.

miércoles, 7 de abril de 2010

viernes, 2 de abril de 2010

PENSAMIENTO VS SENSACIÓN

"La sensación te llevará más cerca de la verdad sobre quién eres que el pensamiento" Echart Tolle.

El pensamiento es nuestro gran manipulador. Forma parte de nosotros, y por tanto, conoce bien el edificio donde se aloja. Nuestra misión no es correr detrás de él para cazarlo, más bien, quedarnos donde estamos y observarlo pasar en silencio. No hay que excluir al pensamiento, pero tampoco seguirle el juego. Porque nosotros, nuestra esencia, es mucho más que una mente parlanchina que quiere opinar sobre todo.

Los bastones del pensamiento son el ego y la memoria. El ego le es necesario para construirse una identidad, y la memoria la utiliza para alimentarla, apegándose a todo aquello que ocurrió y causó dolor (ya sean circunstancias, personas, hechos...) y no dejarlo ir, porque mientras siga el sufrimiento en nosotros, el pensamiento toma cuerpo en un ego que encuentra su identidad, se fortalece, se hace presente y dominador de nuestro Ser.

Además, el pensamiento tiene una asombrosa habilidad para ir en busca de viejas emociones, las evoca y las revive para dar mayor fuerza a su causa, de manera que nos vuelve a engañar y nos hace justificadores de su juego estratégico y faltará tiempo para oírnos decir a nosotros mismos aquello de: "Es que yo lo siento así y no lo puedo cambiar".Todos aquellos sentimientos que evoca el pensamiento vienen de la memoria, y la memoria es pasado, por tanto, esos sentimientos no SON, FUERON, y sólo si nosotros queremos, les volvemos a dar vida trayéndolos de nuevo al presente.

Volviendo a la frase con la que comenzaba este escrito, me parece que la sensación primaria es más fiable que el pensamiento. Y aclaro. Cuando hablo de la sensación me refiero a aquello que sentimos y observamos sin juzgar (desde que se juzga, desde que se le pone una etiqueta, aquí interviene el pensamiento y a través de él nos dejamos enredar para acabar desempolvando viejos sentimientos que ya no SON). Centrarse pues en la sensación, tal y como es, y desde el momento en que se le deja la puerta abierta a la emoción, desde que se la deja SER, hay transformación.
Sea la emoción que sea: culpa, miedo, ira, tristeza... Se la deja ser el tiempo que haga falta y se va, se transforma. Limpiamente. Sin trampas.

No olvidemos que cada crisis mata un viejo yo para dejar paso al nuevo, renovado y transformado en una más sabia presencia.