sábado, 28 de enero de 2012

A DESTIEMPO

Nunca mi piel reposó tan cómoda como en la orilla de tus manos,
perfecto el atisbo de mi misma a través del espejo en tus ansias.
Se borra quizás el recuerdo de lo inerte,
mas si hubo llama, hubo vida y por ello:
huella a fuego,
brasa en alma.
Una fuerza a destiempo me empuja ahora a aquel instante,
en el cual Todo era existencia que escapaba por momentos,
en el cual Todo era todo,
tal como ahora Todo es nada.
Revivirse en el recuerdo es como morir en vida,
es la agonía del amor que se convierte en nostalgia.
¿Cómo atrapar para siempre aquello que sacudió tacto, sed y entrañas
y al mismo tiempo olvidarlo para no desmerecer la vida que queda?
Así, rumbo a los adentros,
como quien mira al horizonte,
perfilo tu sombra perenne
en la delgada línea que separa mi sentir de la memoria.

7 comentarios:

  1. q problem esto de los destiempos entre los mortales, creo q el amor tiene mas desencuentros q encuentros por ello es q es tan riesgoso...pero busquemos encontremos ese momento! besos bella Nati

    ResponderEliminar
  2. Gracias Byron, por tu visita y por esa sonrisilla :)

    Pati!! Para mí el amor sólo ofrece encuentro, los desencuentros son fruto de otras cosas....Besos, preciosa

    ResponderEliminar
  3. A destiempo se llama tu entrada, muy buena entrada, dices:
    ¿Cómo atrapar para siempre aquello que sacudió tacto, sed y entrañas
    y al mismo tiempo olvidarlo para no desmerecer la vida que queda?.
    ¿No habíamos quedado en que el pasado hay que dejarlo atrás y vivir plenamente el presente?, aunque tu texto es un poco ambiguo, hablas del presente y del pasado, de lo perenne, de todo un poco, del Todo, lo abarcas todo en él, pero es muy bueno, como siempre, escribes de maravilla, te felicito por esta entrada.
    Estás un poco perdida, te echo de menos en mi blog, ¿has estado enferma?, me preocupa tu ausencia tanto tiempo en él, ya me contestarás cuando puedas.
    Mientras tanto, muchos besos de esta amiga virtual

    ResponderEliminar
  4. Hola Demófila, gracias por comentar mi entrada con tus palabras llenas de cariño. No te preocupes por mí, no estoy enferma, es sólo que ya no puedo escribir tan a menudo como antes porque mi tiempo está siendo muy limitado y son poquitos los momentos en los que puedo sentarme con calma a escribir, y a veces, cuando encuentro el momento, no siempre encuentro la mejor forma de expresarme y lo dejo para cuando realmente las palabras salgan por sí solas. Lamento que mis visitas a los blogueros estén siendo espaciadas en el tiempo, pero no os olvido y os leo aunque muchas veces no comente. Te mando un gran abrazo y no dudes, ni por un instante, que siempre estoy aquí. Besazos!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola, Nakrama, gracías por visitarme a pesar de no tener tiempo, como me dices en la contestación a mi comentario, te lo agradezco mucho, porque me he llevado una gran alegría al verte en mi blog.
    Dices que mi entrada es besucona, ¿por qué?, solo habla de los distintos besos que se pueden dar, y no de todos.
    Luego me dices que tú eres muy besucona, no entiendo nada, por lo que se ve te ha gustado mi poesía, mira, si eres melosa y cariñosa, eso es lo mejor que hay en la vida, una persona cariñosa a tu lado te da vida y alegría.
    Me mandas un puñado de Besos vía internet, pues yo te mando todos los de mi poesía, MUAAAAAAAAAAAAC

    ResponderEliminar
  6. Hola Nakrama, no sabes lo que me he alegrado al verte por mi blog, por fin te has decidido a visitarme.
    Dices que la espera es un gran tema, que te ha parecido ver al protagonista de mi poesía. Llevas razón, cuando has amado a alguién intesamente es muy difícil esperar que vuelva, aún sabiendo que no volverá nunca por mucho que esperes.
    Besos, querida amiga cuando quieras visitar mi tierra ya sabes donde me tienes, cuando quieras lo haces, hasta pronto

    ResponderEliminar